Sánchez no informa del papel jugado por el PSOE en la salida de Juan Carlos I e indica que desconoce el paradero del monarca.

En Spanish Revolution, a diferencia de otros medios, mantenemos todos nuestros artículos en abierto y siempre va a ser así porque consideramos que lo que hacemos, informar de forma independiente, es un servicio público. Si puedes permitirte ayudarnos con 2, 5 o 10 euros al mes, contribuirás a que podamos seguir adelante. Rebélate. ¡Suscríbete!

El presidente Pedro Sánchez ha tenido que dedicar la inmensa parte de las preguntas de su última rueda de prensa a la salida de Juan Carlos I de España anunciada ayer. Lo primero que hizo fue hacer un cortafuegos en defensa de la monarquía y de Felipe VI: «Lo que se juzga no son instituciones, se juzga a personas». 

«El Gobierno y yo como presidente manifiesta su absoluto respeto a las decisiones que toma la Casa Real, que en este caso es la de alejarse de decisiones repoblables presuntamente por parte de un miembro de su familia», ha señalado.

Afirma el presidente que «España necesita de estabilidad y de instituciones robustas y estas tienen que abonarse con ejemplaridad y transparencia. En este sentido creo que la línea marcada con la Casa Real es la adecuada».

Pedro Sánchez señala, además, que no tiene información acerca del paradero del Rey Juan Carlos, que en principio apuntaba a Portugal y después a República Dominicana.

Sobre el papel jugado por el Gobierno en la salida de Juan Carlos I, Sánchez no ha dado detalles, gesto que genera desconfianza, señalalando que «son conversaciones discretas las que tengo con e Jefe del Estado. En ese ámbito es donde quedan y yo lo que tengo que hacer es respetar la decisión de la Casa Real».

La semana pasada, Sánchez ya anticipaba la defensa de hoy de la Casa Real en una entrevista en Telecinco señalando que la monarquía parlamentaria como institución era necesaria para garantizar la estabilidad que requiere el momento actual y dejando claro que, como presidente del Gobierno y como secretario general del PSOE, no van a cuestionar el pacto constitucional del que su partido fue uno de los arquitectos.

«Defendemos el pacto institucional, defendemos la monarquía parlamentaria, pero eso no resta para que las instituciones , si queremos garantizar la estabilidad de las mismas, den pasos a favor de algo que creo que conecta desde el punto de vista emocional, con el sentir de muchos ciudadanos, que quieren instituciones transparentes, ejemplares», señaló Sánchez.

Publicidad