Rubalcaba pensaba que Sánchez no era «un socialista» sino «un radical de izquierdas», según revela el primer secretario de PSC, Miquel Iceta, en una biografía sobre el histórico dirigente socialista escrita por el periodista Antonio Caño.

En Spanish Revolution, a diferencia de otros medios, mantenemos todos nuestros artículos en abierto y siempre va a ser así porque consideramos que lo que hacemos, informar de forma independiente, es un servicio público. Si puedes permitirte ayudarnos con 2, 5 o 10 euros al mes, contribuirás a que podamos seguir adelante. Rebélate. ¡Suscríbete!

El exvicepresidente del Gobierno y exlíder socialista Alfredo Pérez Rubalcaba pensaba que el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, era «un radical de izquierdas». Así lo afirma el primer secretario de PSC, Miquel Iceta, en una biografía sobre el fallecido dirigente socialista escrita por el periodista Antonio Caño.

Rubalcaba. Un político de verdad, de la editorial Plaza Janés, relata la influencia y el papel que jugó el reconocido político socialista en algunos de los principales episodios de la historia reciente, como el fin de ETA, el conflicto catalán o la abdicación del Rey Juan Carlos I.

En esta biografía, el exdirector de «El País» también relata la etapa de Rubalcaba como secretario general del PSOE entre 2012 y 2014; su rivalidad con la exministra de Defensa, Carme Chacón; y su relación con el ahora presidente del Gobierno, que le relevó al frente de los socialistas en 2014.

Según relata Iceta, Sánchez no quiso valerse de la experiencia y los consejos de Rubalcaba para ejercer su labor, e incluso desconfiaba de las intenciones de su predecesor y prefería mantenerlo a distancia.

«Yo siempre le decía a Pedro: ‘Eres tú el que tienes el poder, por tanto, eres tú el que ha de tomar la iniciativa. Si tú pides la opinión, nadie te la va a negar, y si pides un gestión concreta, te la van a hacer», relata Iceta, que también confiesa que durante tiempo consultó a Rubalcaba en secreto y sin que Sánchez lo supiera porque necesitaba saber la opinión del exministro.

Sin embargo, reconoce Iceta que «con Rubalcaba no hubo manera». «Y creo que es verdad que eso se lo perdió, porque Rubalcaba tenía una experiencia, un conocimiento, un rigor de las cosas», ensalza el que era su amigo, a pesar de lo mucho que discrepaban, tal y como se recoge en el libro.

Es por ello que, según esta biografía, Rajoy y el que fuera jefe de la Casa del Rey desde 2011 hasta la abdicación de Juan Carlos I, Rafael Spottorno, recurrieron a Rubalcaba para que convenciera al monarca de que se operara en España y no en Estados Unidos cuando se rompió la cadera durante una cacería en Botsuana.

Publicidad