El cordón sanitario aplicado a la extrema derecha en el Parlamento Europeo ha fallado esta vez, eso sí, al segundo intento.

El polémico periodista Hermann Tertsch, europarlamentario por la formación de ultraderecha VOX, ha conseguido acceder a una vicepresidencia de la delegación del Parlamento Europeo para Latinoamérica, en la que los socialistas se han abstenido.

Los órganos se reparten entre los diferentes grupos en función de los resultados electorales. En esta legislatura, el cordón sanitario para frenar a la ultraderecha se está aplicando a Identidad y Democracia, pero no tanto a ECR, grupo al que pertenece VOX.

Este jueves, en la votación para la presidencia de la delegación del Parlamento Europeo para México, por reparto recaía en ECR, pero su candidato, Tertsch, ha cosechado sendos empates a 6 por no recibir votos de la izquierda ni de los liberales. El cordón sanitario funcionó y la votación se repetirá el 8 de octubre, y para entonces pueden ser clave los votos de Renew Europe (donde están Ciudadanos y PNV).

Sin embargo, en la votación de la delegación de Latinoamérica-UE que ha sido justo después, el cordón sanitario se ha roto por la abstención del PSOE y Tertsch ha conseguido acceder a una vicepresidencia de la delegación del Parlamento Europeo para Latinoamérica. 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.