Los sanitarios entrevistados aseguran que no quieren ser “mártires” en esta batalla mundial contra la pandemia

The New York Times se ha hecho eco de la alarmante situación de desprotección de los sanitarios españoles. «Es muy difícil quedarte atrás y decir que no voy a atender a un paciente porque no estoy protegida. Nos están convirtiendo en kamikazes sanitarios», dice Eugenia Cuesta, una enfermera del hospital 12 de octubre de Madrid, en el vídeo que este martes es portada del medio histórico estadounidense.

El rotativo estadounidense ha entrevistado a varios médicos y enfermeros de la sanidad española para contar a sus lectores cómo está siendo la batalla contra la Covid-19. Son conscientes de que la pandemia irá a más en EE.UU. y con este reportaje intentan preparar a la sociedad de lo que puede ocurrir en las siguientes semanas.

En el reportaje se critica la falta de material sanitario para combatir la epidemia y no contagiarse: desde batas confeccionadas con bolsas de basura a mascarillas de tela. «Aquí ves las mascarilla, construida por un portafolio y una gorra. Estamos dando vueltas a ver qué materiales podemos utilizar, por ejemplo las sábanas de quirófano, recortándolas y pegándolas para confeccionar batas», explican sanitarios entrevistados.

«Nuestros  trabajadores también están cayendo, pero a un ritmo brutal», afirma una delegada sindical, mientras en el vídeo se superpone la frase: «El 14 % de los infectados son sanitarios». Los protagonistas del vídeo coinciden al señalar que solo quieren ser profesionales protegidos: «No somos mártires».

Los sanitarios entrevistados aseguran que no quieren ser “mártires” en esta batalla mundial contra la pandemia, solo quieren ser “profesionales protegidos”. “Para cuidar tenemos que cuidarnos”, sentencia Rosa Nieto, enfermera del Hospital Virgen de las Nieves (Granada), quien ha tenido que recurrir a su marido “MacGyver” para que tanto ella como sus compañeras de planta tengan pantallas protectoras.

Publicidad