El ministro de Inclusión, Seguridad Social, y Migraciones, José Luis Escrivá, ha decidido aumentar la edad real de jubilación a través de limitar y desincentivar las jubilaciones anticipadas, además de bonificar a aquellos que trabajen más allá de su vida laboral. Mientras, España continúa liderando con diferencia el ránking de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) de mayor paro juvenil, con casi un 42% de jóvenes que no encuentran trabajo (la media es un 16,2%).

En Spanish Revolution, a diferencia de otros medios, mantenemos todos nuestros artículos en abierto y siempre va a ser así porque consideramos que lo que hacemos, informar de forma independiente, es un servicio público. Si puedes permitirte ayudarnos con 2, 5 o 10 euros al mes, contribuirás a que podamos seguir adelante. Rebélate. ¡Suscríbete!

Artículo original de Eulixe

El actual Gobierno ha reconocido un déficit del 2% del PIB en la Seguridad Social. Un año de retraso en la jubilación de los españoles es ahorrar más de un punto del PIB en gasto del sistema. Así que la solución le ha parecido sencilla al ministro de Inclusión, Seguridad Social, y Migraciones, José Luis Escrivá, que ha propuesto una batería de reformas que tienen como finalidad el retraso en la edad real de jubilación.

Imagen

Tal y como afirma el ministro, no se trata de subir la edad legal de jubilación, sino de acercar la edad real de jubilación a esa edad legal, que debido a la reforma de 2011 va subiendo gradualmente año a año. Ahora mismo está en 65 años y 8 meses. Para 2027 se situará en los 67 años. Para lograrlo, Escrivá propone mejorar los incentivos para los que retrasen su jubilación voluntariamente y aumentar las penalizaciones para los que se jubilan anticipadamente. 

Hay que extender la edad efectiva de jubilación y eso supone decisiones orientadas a, o bien no hacer uso de las prejubilaciones o, bien facilitar a quien quiera prolongar más allá la jubilación de la vida labora – José Luis Escrivá

Respecto a esta prolongación  de la vida profesional, el ministro aseguró que «los incentivos positivos pueden generar mayores pensiones, ahorro para el sistema y para las empresas». Obviamente lo que se busca es «ahorro para el sistema y para las empresas». Porque si buscáramos soluciones para toda la sociedad, habría que tener en cuenta otro dato: España cuenta con la mayor tasa de desempleo juvenil de toda la OCDE, con un inasumible 41,7% de los jóvenes del país sin trabajo.

parojuvenil

Aquí es donde nos preguntamos, ¿tiene sentido prolongar la edad de jubilación cuando hay miles de jóvenes deseando trabajar? Para las cuentas del Gobierno a corto plazo y para las empresas, puede ser. Aunque tampoco está tan claro. Diversos estudios aseguran que jubilar antes sin pérdidas e incorporar a los jóvenes al mercado puede resultar más beneficioso para la economía, puesto que con la edad los trabajadores son menos productivos y están más tiempo de baja. Lo que no cabe duda es que para la sociedad sí que es una enorme ventaja, puesto que nuestros mayores están deseando disfrutar de su merecido descanso, a la vez que los jóvenes ansían una oportunidad para poder comenzar una vida propia. 

Incluso el Banco de España, un organismo muy poco interesado en el bienestar de los ciudadanos y centrado exclusivamente en la economía, ha asegurado este mismo mes en un informe que si la edad de jubilación se adelantase a los 63 años, podría salir rentable. Pone como ejemplo el caso de un individuo que se jubilase a los 63 años, cuya pensión sería de 1.124 euros, mientras que si este trabajase hasta los 67, la pensión sería de 1.445 euros. 

Eulixe
Publicidad