El presentador ha grabado varios vídeos para demostrar que no había engañado con el sorteo de su piso, pero solo ha conseguido las risas en las redes sociales.

Javier Cárdenas organizó un sorteo benéfico para ayudar con 123.000 euros a la familia de Mara, una niña con una enfermedad rara, según eldiario.es, pero sólo donó una parte de lo recaudado. El presentador organizó un concurso que además difundió en su espacio de TVE. 

Según el medio digital, el presentador se lucró con la venta de billetes y que el premio no era la casa de ensueño que había prometido a la ganadora ya que sólo donó una parte de lo recaudado.

Sin embargo, la ganadora se topó con un piso de 59 metros cuadrados útiles situado en el Plà del Penedés, un pueblo situado a una hora de Barcelona. La vivienda arrastraba impagos a la comunidad y tenía el garaje inundado y sin luz, un trastero inexistente y unas zonas comunes que habían estado albergando a okupas. Lo acabó vendiendo por 47.000 euros, mientras que se recaudaron 540.000 en boletos.

A Cárdenas no le ha quedado más remedio que salir a dar explicaciones sobre lo sucedido y ha escogido su cuenta de Twitter, aunque lejos de hacerlo con la seriedad y el rigor necesarios, ha querido defenderse a su manera.

En Twitter ha publicado una serie de tuits, con unos vídeos esperpénticos en los que trata de vender lo maravilloso que es el pueblo donde está el polémico piso. Muestra la iglesia cercana, «preciosa, auténtica, antigua»; los maceteros del suelo, «cuidadísimo»; el sonido de los pájaros…


Las redes han estallado en risas y decidieron tomárselo con humor, dadas las explicaciones de Cárdenas.

Publicidad