El Fondo Monetario Internacional (FMI) propone implantar a nivel global un impuesto a las emisiones de carbono para «luchar contra el cambio climático», sin embargo, el enfoque es, cuanto menos, injusto.

Se trata de una tasa que propone situar en los 75 dólares (68 euros) por cada tonelada de CO2 y que, según el Fondo, tendría el efecto de incentivar la reducción de su uso porque incrementaría un 14% el precio de la gasolina y un 43% el precio de la electricidad. Un impuesto que afectaría, sobre todo, a las personas que menos tienen y a las que ya les cuesta pagar la electricidad que tienen que usar de forma inevitable y la gasolina para ir a trabajar.

En un capítulo de su informe de previsiones mundiales, el organismo apuesta por introducir estas tasas de manera coordinada en todo el mundo para que sean efectivas y dice que este “impuesto” es la vía más potente y eficiente para reducir las emisiones de combustibles fósiles. No tendía en cuenta el precio de la electricidad y de la gasolina en los distintos países, una norma conjunta e injusta.

El FMI no ha hecho cálculos sobre España, pero sí sobre países de nuestro entorno. En Francia o Alemania el impacto sería algo menor en el caso del precio de la gasolina (un 8%) y de la electricidad (un 2 y un 18% respectivamente)

Ahora mismo, 50 países en todo el mundo tienen implantado un impuesto de estas características que, de media, se sitúa en 2 dólares por tonelada de emisión, aunque las diferencias país a país son enormes. En Suecia, por ejemplo, la tasa es de 127 dólares por tonelada de Suecia y en Japón, de solo 3. El FMI propone situarla en 75 dólares (68 euros).

La tasa, reconoce el fondo, tendría un impacto directo en lo que pagan las familias. De media, el precio de la gasolina subiría un 14%, el de la electricidad un 43% y el del carbón un 214%, aunque el impacto sobre cada país sería muy diferente.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.