Si en 24 horas no tienen el material, los médicos y técnicos superiores se pueden negar a trabajar porque cuentan con el respaldo del juez.

Un juzgado de Madrid ordena a la Consejería de Sanidad que, en 24 horas, proporcione a todos los centros de la red del Servicio Madrileño de Salud el materia de protección necesario: batas impermeables, mascarillas, gafas de protección y contenedores de grandes residuos.

El juez ha acordado admitir las medidas cautelarísimas solicitadas por la Asociación de Médicos Titulados y Superiores de Madrid (AMYTS) contra la Consejería de Sanidad y obliga al Gobierno regional a proveer de material de protecciones a Hospitalarios, Asistenciales de Atención Primaria, SUMMA 112, SAR, centros con pacientes institucionalizados, así como todos los demás centros asistenciales de la Comunidad de Madrid, ya sean públicos o privados, y cualesquiera otras dependencias habilitadas para uso sanitario, apunta en el auto.

«Atendida dicha situación de urgencia sanitaria, no cabe duda de que en el caso presente concurren los dos requisitos legales necesarios para entrar a conocer sobre las medidas cautelarísimas solicitadas. De una parte,(…) porque las medidas preventivas requeridas son las necesarias para que los profesionales sanitarios puedan realizar su trabajo en las mínimas condiciones de seguridad», apunta en el auto.

De otra parte «la situación de urgencia se acredita por la pandemia derivada del virus COVID-19 que está sufriendo todo el país, y en concreto la Comunidad Autónoma de Madrid, y que requiere la actuación urgente de todo el profesional médico y sanitario posible para atender a los enfermos y evitar su mayor propagación».

Si en 24 horas no tienen el material, los médicos y técnicos superiores se pueden negar a trabajar porque cuentan con el respaldo del juez.

Hay más de 5.000 sanitarios contagiados por coronavirus, según los últimos datos de Sanidad; esto es el 13,6% del total.Y al menos dos trabajadoras sanitarias han fallecido.

Publicidad