Un ‘milagro’ español en tierras nórdicas para la ciencia de neutrones