La desaparición de animales y plantas se está produciendo a un ritmo sin precedentes: de los 8 millones de especies que existen en todo el mundo, un millón se enfrenta a la extinción.

Nuestro planeta ha perdido ya el 85% de las zonas húmedas por el impacto de la agricultura, la ganadería y la pesca industrial y un excesivo nivel de consumo por parte de los países industrializados. Son conclusiones del informe más completo sobre biodiversidad que se ha hecho hasta la fecha, publicado este lunes y elaborado a lo largo de tres años por 145 expertos de 50 países, entre ellos, España.

Este informe (el mayor realizado hasta ahora en el campo de la biodiversidad y cuya elaboración ha necesitado tres años) apunta a “la actividad humana” como la causa principal de las alteraciones de la naturaleza y señala, como los principales sectores responsables de la devastación actual, la ganadería, agricultura y pesca industriales, las grandes infraestructuras, la minería, la extracción de combustibles y el consumo exacerbado.

«La pérdida de especies, ecosistemas y diversidad genética ya es una amenaza global y generacional para el bienestar humano. Proteger las contribuciones invaluables de la naturaleza a las personas será el desafío definitorio de las próximas décadas» ha advertido Robert Watson, presidente de la IPBES, la Plataforma Intergubernamental de Ciencia y Política sobre Biodiversidad, que ha reunido en París durante la pasada semana a expertos de 132 países para aprobar este informe mundial.

Entre la deforestación, la agricultura intensiva, la sobrepesca o la urbanización del territorio, el balance arroja que el 75% del medio terrestre ha sido «gravemente dañado» por la actividad humana y el 66% del medio marino también.

También figuran entre los principales responsables la explotación directa de organismos (como la sobrepesca, cultivos o granjas); el cambio climático; la contaminación y la introducción de especies exóticas invasoras, que descompensan los ecosistemas naturales y acaban con la fauna autóctona.

Desde 1980, cien millones de hectáreas de selva han sido arrasadas en los trópicos para obtener madera o implantar cultivos de soja o aceite de palma. Cada año, hasta 400 millones de toneladas de metales pesados, disolventes, lodos tóxicos y otros desechos se vierten al agua.

Los microplásticos ya afectan al 86% de las tortugas marinas, el 44% de las aves marinas y el 43% de los mamíferos marinos. La producción de cultivos ha aumentado un 300% desde 1970, junto al uso a gran escala de insecticidas. Y son solo algunos ejemplos. Con una población de más de siete mil millones de personas, y creciendo, las perspectivas para la naturaleza no son buenas.

Consecuencias

El informe afirma que al menos 680 especies de vertebrados han sido llevadas a la extinción desde el siglo XVI y más del 9% de todas las razas domesticadas de mamíferos utilizadas para la alimentación y la agricultura se extinguieron hasta 2016, con al menos otras 1.000 razas más amenazadas. 500.000 especies terrestres tienen un hábitat insuficiente para su supervivencia, a menos que sus hábitats sean restaurados.

El texto hace hincapié en las consecuencias de esta «extinción masiva» para el ser humano. Más del 75% de los cultivos dependen de los polinizadores y hoy entre 235 y 577 mil millones de dólares en cultivos están en riesgo por la disminución de los insectos. Además, el 23% de los suelos ha registrado pérdidas en la productividad por su degradación; mientras que en el océano ya se proyectan pérdidas tanto en la producción (de hasta el 10% solo por efecto del cambio climático), como en la biomasa disponible (de hasta el 25% para final de siglo).

Este será el futuro si no se toman medidas y, de hecho, se dan por perdidos el 80% de los Objetivos de Desarrollo Sostenible fijados para 2030. Solo a través de una reorganización radical de todo el sistema económico, político, demográfico o social, que incluya también paradigmas y valores, podemos salvar el planeta. Como siempre, está en nuestra mano.

Tú eres nuestro mejor medio de difusión. Difunde la palabra.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.