El Economista tira de Venezuela, Chávez y Maduro, para hablar de la necesidad de rescatar a algunas empresas, nacionalizándolas temporalmente para evitar su cierre.

«Iglesias quiere nacionalizaciones y socializar ahorros como Venezuela». Así, sin matices, titulaba El Economista una noticia ampliamente difundida. Sin embargo, no se limitaron a un titular chocante y roba-clicks, la noticia es desarrollada de la misma manera sectaria al leer el artículo:

«El vicepresidente segundo del Gobierno y líder de Unidas Podemos, Pablo Iglesias, ha llevado al extremo su admiración por un régimen como el venezolano y su gratitud por la financiación chavista – un régimen, el de Hugo Chávez y Nicolás Maduro, que ha llevado a la pobreza a 30 millones de ciudadanos del país caribeño- y que Iglesias quiere implantar, con la excusa de la pandemia de coronavirus, en España, al margen de la Constitución y de la UE, desposeyendo a los empresarios de su medio de vida y a los ciudadanos de sus ahorros, lo que minaría la inversión y el consumo», desarrolló el periódico económico.

El Economista hace referencia, de esta forma tan falta de ética periodística, a la noticia que España, al igual que Francia o Alemania, se plantea nacionalizar empresas temporalmente para salvarlas de la crisis económica que ha generado a nivel mundial el coronavirus. Para hablar de la misma situación, pero en Alemania, el medio titulaba «Alemania se prepara para nacionalizar empresas si el impacto del Coronavirus se descontrola». Subtitulaba, asimismo, que «Francia también ha defendido este extremo para proteger a sus empresas».

Este hecho ha sido ampliamente criticado en redes, pero un tuit ha destacado por encima de el resto. «Hola, @elEconomistaes. He intercambiado «Merkel» por «Iglesias» en dos noticias vuestras para demostrar lo ridículos que sois», publicaba el tuitero Jonathan Martínez. En el tuit incluyó un montaje con dos noticias del medio económico en los que hablaban de Merkel e Iglesias. La imagen, habla por si misma.

Publicidad