Una niña de 10 años, que pesaba solo unos 15 kilos murió en Estados Unidos porque sus padres le escondían la comida.

En Spanish Revolution, a diferencia de otros medios, mantenemos todos nuestros artículos en abierto y siempre va a ser así porque consideramos que lo que hacemos, informar de forma independiente, es un servicio público. Si puedes permitirte ayudarnos con 2, 5 o 10 euros al mes, contribuirás a que podamos seguir adelante. Rebélate. ¡Suscríbete!

En Salem, Misuri, donde residía y falleció la menor, se han llevado a cabo diversas movilizaciones en memoria de la niña.

Los tutores de Josie Ann Abney, eran sus padres adoptivos. La niña de 10 años falleció el 3 de octubre en el hospital poco después de su ingreso.

RT, que accedió a los documentos judiciales, explica que en estos se «señalan que los huesos de la menor eran visibles y que su piel estaba cubierta de magulladuras, lo que le hacía parecer una víctima del Holocausto».

En la casa donde residía la niña se han encontrado candados en la nevera y en diversos armarios para que esta no pudiera acceder a los insumos.

Los investigadores también descubrieron que la pareja escondía bocadillos en su habitación. Estos ahora se encuentran en dependencias policiales con una fianza de 500.000 dólares a la espera del juicio.

Publicidad