El rey Juan Carlos I se podría haber instalado en Estoril, en el municipio de Cascais (Portugal), tras haber comunicado a su hijo, el monarca Felipe VI, su decisión de trasladar su residencia fuera de España.

Según informan diferentes medios portugueses, Juan Carlos I ya habría llegado a la localidad lusa unas horas después de que se hiciera público el comunicado de la Casa Real en el que se informaba de su salida de España tras la acumulación de escándalos, por «la repercusión pública que están generando ciertos acontecimientos pasados de mi vida privada», señaló en un comunicado.

«Es una decisión que tomo con profundo sentimiento, pero con gran serenidad», explica Juan Carlos I, justificando su decisión «para contribuir a facilitar el ejercicio» de las funciones de su hijo como Jefe de Estado.

Sin embargo, la institución no ha informado del nuevo lugar de residencia del emérito, que según ha adelantado en la noche de este lunes la televisión portuguesa podría tratarse de Estoril. Televisao Independente (TVI), la cadena más vista en Portugal y que no citó fuentes, fue una de las que informó de su destino.

Por su parte, el alcalde de Cascais, Carlos Carreiras, declaró hace unos días al periódico Sol, citado por el Diário de Noticias que recibirán «con los brazos abiertos» al Rey Emérito, que pasó parte de su infancia y juventud allí. El gobierno municipal ni confirmó ni desmintió que Don Juan Carlos se encuentre allí.

El padre de Juan Carlos I, Juan de Borbón, estuvo exiliado tras la proclamación de la República en Estoril, donde crió a su hijo antes de que éste regresara a España.

Publicidad