El colectivo ambientalista Stop Hotel La Tejita insiste en que no bajará la guardia para que la suspensión cautelar del proyecto turístico se convierta en definitiva y demoler las estructuras levantadas.

Las dos activistas que han permanecido desde el pasado martes 16 de junio en lo alto de dos grúas de construcción del hotel de La Tejita, en Granadilla, para reclamar la suspensión de las obras, descendieron ayer por la tarde de las estructuras. Lo hacen tras cumplir el objetivo marcado: la paralización de los trabajos en cumplimiento de la orden dictada a principios de la semana por el Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico.

Desde el colectivo ambientalista Stop Hotel La Tejita, al que perteneces las activistas, consideran «un éxito» del movimiento ecologista en defensa de uno de los últimos parajes casi vírgenes de las islas, colindante con un paraje protegido como Montaña Roja.

Cientos de personas se agolparon ayer en el lugar convocadas por los distintos colectivos ecologistas a través de las redes sociales para ejercer presión. Un camión escala de los bomberos procedió a recoger a la ecologista que se encontraba en la grúa azul. Por su propio pie caminó entre vítores y aplausos y saludó puño en alto para entrar en la ambulancia donde se le realizó un chequeo médico.

Posteriormente se abrazó con sus familiares y amigos y se acercó a los manifestantes para agradecerles su apoyo durante estas duras jornadas. “Aquí está la justicia popular” o “Dinamita al hotel de la Tejita”, fueron los gritos que más se repitieron. A continuación, fue llevada en volandas a uno de los pisos donde pudo descansar.

Después, la segundo activista comenzó a descender por su propio pie entre la estructura de la grúa roja y blanca que se encontraba al fondo de la obra. Caminó los más de 200 metros que le separaban de la calle, siendo también vitoreada, y entró en la ambulancia donde el personal sanitario procedió a reconocer su estado de salud.

La asociación informa que las activistas de las grúas han recibido hoy «una notificación del juez en el que les informaban de la paralización de la obra», que se suma a la constancia de la resolución ministerial y «la orden que Costas estatal envía junto a planos ordenando a paralizar para su revisión». Con todo, añaden en un comunicado, «queremos dejar claro que no bajamos la guardia y estaremos atentas a la ejecución de la paralización y llevaremos a cabo las acciones pertinentes para garantizar no sólo la paralización, sino la demolición de esta obra ilegal de La Tejita».

Publicidad