«Mira, os voy a meter una hostia en los móviles que os los voy a reventar en la cara», amenaza una de las agresoras a la pasajera que graba la escena.

En Spanish Revolution, a diferencia de otros medios, mantenemos todos nuestros artículos en abierto y siempre va a ser así porque consideramos que lo que hacemos, informar de forma independiente, es un servicio público. Si puedes permitirte ayudarnos con 2, 5 o 10 euros al mes, contribuirás a que podamos seguir adelante. Rebélate. ¡Suscríbete!

La Policía Nacional ya investiga una agresión racista en la Línea 4 del Metro de Madrid en las que tres jóvenes insultan y escupen a una pareja de origen sudamericano y luego amenazan a los viajeros que graban lo ocurrido.

En el vídeo, difundido por redes sociales y grabado por una pasajera que iba a lado de las víctimas, se puede ver cómo se quitan la mascarillas y acercan su cara a la pareja para insultarles.

«Ahora se tapan la cara. Están agrediendo a esta pareja, les han escupido, esto es una agresión», denuncia la persona que graba, que enfoca al pantalón del hombre lleno de escupitajos.

En un momento dado, una de las agresoras se levanta con gran violencia y se quita la mascarilla para se encara a la pareja latina: «¿Yo que te he dicho? Dime, ¿yo que te he dicho? Me cago en tus muertos». Tras esto, se levanta otra de las tres agresoras y amenaza quien graba la escena: «Mira, os voy a meter una hostia en los móviles que os los voy a reventar en la cara». Después se encara a la víctima: «¿Qué me vas a hacer tú a mí hijo de puta? Panchito de mierda, capullo, que encima eres un producto de un condón roto, asqueroso, como en la selva no tienen condones», lanza la agresora.

«Mis padres a mí me quieren hija de la gran puta. Grábame, mira, grabame pedazo de puta. Espérate a ver si hay algún tío bueno que me vea», le espeta a la persona que graba. Otra persona que viajaba en el vagón les pide que dejen de faltar al respeto, pero los gritos no cesan. «Que me están grabando los hijos de puta. Me coméis la polla, tú y todo el tren. Que se jodan por panchitos», grita la agresora.

Publicidad