Varios antidisturbios tiraron al suelo un hombre de 75 años causándole un grave traumatismo en el cráneo.

En la décima jornada de manifestaciones contra los abusos policiales y la violencia racista tras el asesinato de George Floyd, la policía ha vuelto a demostrar su brutalidad. Un hombre de 75 años fue tirado bruscamente al suelo por un grupo de antidisturbios, quedando incosciente y sangrando por la cabeza, mientras los miembros de la policía se quedó mirándolo.

El vídeo, difundido ampliamente en redes sociales, muestra al un hombre de cabello blanco acercándose a una línea de policías con equipo antidisturbios. Uno de ellos lo empuja con un bastón y otro con la mano, se escucha el sonido del golpe de la cabeza en el suelo y luego la sangre gotea de la cabeza del hombre.

La mayoría de los oficiales pasan tranquilamente al lado del hombre de pelo blanco herido en el suelo sin inmutarse, aunque luego se escucha a alguien llamando a un médico. El incidente provocó una condena generalizada, una más contra la brutalidad policíal, en las redes sociales.

Más tarde, la policía, sin ser consciente de que el vídeo ya estaba circulando en redes, aseguró que el hombre se tropezó y por eso cayó. Sin embargo, tras observar la difusión del vídeo, el comisionado de la policía de Buffalo, Byron Lockwood, ordenó abrir una investigación y suspendió a los dos oficiales.

La víctima, de 75 años, está estable pero grave en el Hospital del Centro Médico del Condado de Erie en Buffalo.

Publicidad