Un grupo numeroso de ultras organizaron ayer una manifestación para protestar porque sus compañeros nazis fueron golpeados.

En Spanish Revolution, a diferencia de otros medios, mantenemos todos nuestros artículos en abierto y siempre va a ser así porque consideramos que lo que hacemos, informar de forma independiente, es un servicio público. Si puedes permitirte ayudarnos con 2, 5 o 10 euros al mes, contribuirás a que podamos seguir adelante. Rebélate. ¡Suscríbete!

Más de mil personas de ultraderecha se han manifestado este miércoles por la tarde-noche por las calles del distrito de San Blas-Canillejas, en el este de la capital, para pedir la expulsión de menores inmigrantes no acompañados.

Los manifestantes acabaron sus protestas xenófobas con una concentración frente a un bloque en el que residen menores tutelados por la Comunidad de Madrid. En la marcha se han podido ver saludos nazis, se han exhibido pancartas ultras de Fuerza y honor y se han gritado lemas como en San Blas, ni un puto mena”.

Imagen

La manifestación se ha producido horas después de una paliza en el barrio de Las Rosas la noche del martes. Sin embargo, tal y como relata SOS Racismo Madrid, «omiten la parte en la que los neonazis les insultaron anteriormente o intentaron apalearlos».

 

SOS Racismo pide que la policía investigue a los manifestantes por “incitación al odio” o, como mínimo, por “violar las medidas de confinamiento”. Se convocó a los vecinos por redes sociales, cadenas de mensajes de WhatsApp y carteles manuscritos en los portales, avisa la ONG.

Imagen

Imagen

Un grupo antifascista de la zona, San Blas Canillejas en Lucha, ha emitido un comunicado en defensa de los menores migrantes, en el que recuerda que el blanco de las críticas son “menores en situación de desamparo” a los que “se culpa de todos los males”.

Imagen

El susodicho enfrentamiento ocurrió sobre las 23.45 en la confluencia de la calle Fráncfort con Suecia, en el barrio de Las Rosas y varios vecinos grabaron la agresión. Telemadrid emitió las imágenes:

Una ambulancia atendió a los dos jóvenes, que resultaron heridos. Uno de ellos fue trasladado con pronóstico leve al hospital Ramón y Cajal, informa un portavoz de Emergencias Madrid.

Publicidad