La próxima parada será en Florencia el 30 de noviembre coincidiendo con la visita del político ultraderechista a la ciudad

La lucha contra la extrema derecha continúa imparable en Italia. Unas 40.000 personas del movimiento antifascista de las ‘sardinas’, muchas más de las previstas, se reunieron este domingo en una plaza de Bolonia, capital de la región Emilia Romagna, en un clima de fiesta amenizado por cuatro conjuntos musicales.

Bolonia fue la ciudad donde hace dos meses nació el movimiento de protesta de las sardinas, que se ha replicado en todo este tiempo en 113  plazas de toda la península, siempre en coincidencia con un mitin de Salvini. «Ya no vamos persiguiendo a Salvini, y no  necesitamos que esté a dos manzanas de distancia», ha explicado Mattia Santori, portavoz de un movimiento que asegura que «no se transformará nunca en un partido». «Vamos a las plazas para que la gente diga su opinión sobre el clima político», ha explicado Santori.

Se presentaron sin banderas políticas, solo con los dibujos de una sardina en las manos y fue tal el éxito que el «flash mob pesquero» se repitió el sábado en Módena, donde intervino Salvini. En Módena se juntaron unas 7.000 personas, según informó la Repubblica.

Los manifestantes corearon el ‘Bella ciao’, canción popular italiana adoptada como himno de la resistencia antifascista. No es casualidad, en el Ayuntamiento de Módena la mitad de los concejales de la Liga no se levantaron para rendir homenaje a la senadora que sobrevivió a Auschwitz.

«Si alcanzamos Bolonia, obtendremos el país y el Gobierno nacional», ha repetido en varias ocasiones Salvini. En los últimos 20 meses, el progresista Partido Demócrata (PD) ha perdido ocho autonomías en las que se ha votado. Todas ellas se han pasado a la derecha de Salvini. Ahora,  Bolonia se ha convertido en una ciudad-símbolo de una región en la que la mayoría de las provincias también han cambiado de color político.

La pérdida de Bolonia podría amenazar  la supervivencia del Gobierno nacional, formado por los exindignados del M5S y el PD. Una crisis del gobierno presidido por Giuseppe Conte abriría el paso a elecciones anticipadas, con una más que probable victoria del ultraderechista Salvini.

Publicidad

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.