Una entrevista de Jesús Cintora a dos ciudadanos de a pie expone las carencias del discurso de la derecha sobre sus ideas para la formación de niños y niñas.

Jesús Cintora invitó hace ya un tiempo a su programa de Cuatro ‘La línea roja’ a dos ciudadanos anónimos con opiniones diametralmente opuestas: Jorge Garrido, un hombre con valores tradicionales, y al filólogo Álvaro Sanjuán, un homosexual comprometido con la lucha LGTBI.

Sanjuán reconoce su homosexualidad desde los 10 años. Cree que hay mucho camino por recorrer para defender los derechos del colectivo LGTBI. En su opinión, en España se ha avanzado mucho, pero aún existe mucha gente que ve mal a los homosexuales y considera que es muy duro que te rechacen o te agredan por tu condición sexual.

El filólogo intenta explicar lo beneficioso que es hablar con naturalidad en las aulas de todos los tipos de sexualidad e identidad. Una de las invitadas para rebatir su postura fue Rocío Monasterio, ahora líder de Vox en Madrid, que dejó clara su postura y la de la extrema derecha: censura. 

«Lo normal es tener una referencia materna y una referencia paterna», llega a indicar Garrido . «¿Lo normal por qué?, pregunta Cintora, a lo que es respondido: «Porque es lo necesario para los niños. Lo necesario es tener una madre y un padre». Cintora vuelve a preguntar: «¿Quién determina qué es lo bueno y qué es lo malo?», a lo que el miembro ultra contesta que «la naturaleza, fíjate».

«Me insulta mucho que alguien diga que yo soy homosexual de una manera no biológica, porque no es así», indicó Sanjuán. Tras escucharlo, se ve respondido con: «Hay casos de personas que han tenido sentimientos homosexuales, pero no se han encontrado a gusto en su homosexualidad. Para eso han pedido ayuda a especialistas». Al ser cuestionada sobre si conocía a alguien en esa situación, la respuesta clarifica la posición de la derecha en este tema: «Pues sí. Métete en Youtube».

Publicidad

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.