“Ahora sabemos que todas las actividades en sitios cerrados son muchísimo más transmisoras de la infección de lo que son en sitios abiertos”, señaló la experta.

La doctora en bioquímica Margarita del Val, una de las mayores expertas del Consejo superior de Investigaciones Científicas (CSIC), ha asegurado en Espejo Público que el 8 de marzo, cuando se celebraron las manifestaciones feministas, no se conocía tanta información sobre el coronavirus como ahora y ha recordado que aquel día se celebraron otros actos multitudinarios, muchos de ellos en espacios cerrados.

“Se podían haber prohibido las manifestaciones del 8 de marzo, los partidos de fútbol, se podría haber limitado el transporte público, se podían haber cerrado los restaurantes, se podía haber evitado montarse en taxi porque estaba el aire lleno de, a lo mejor, el paciente anterior que había tosido y se quedaba ahí retenido, se podía haber limitado la asistencia a los platós de televisión, que también es una mezcla continua de gente nueva. No hicimos nada de todo eso”, ha señalado.

“Ahora no vale quejarse sólo de una de las actividades, lo siento por ustedes», señaló a Sussana Griso. «Es decir, nos tenemos que quejar de todas. Yo les cuento mi experiencia personal: yo fui a un restaurante y me arrepentí. Y el domingo decidí no ir a la manifestación”, ha indicado la experta.

“Ahora sabemos que todas las actividades en sitios cerrados son muchísimo más transmisoras de la infección de lo que son en sitios abiertos”, ha insistido antes de recordar que “las menos graves fueron las del aire libre”.

Publicidad