Se corearon consignas contra el Gobierno mientras las fuerzas de seguridad mantuvieron una actitud pasiva pese a los incumplimientos sanitarios.

Las irresponsables manifestaciones «cayetanas» de la calle Núñez de Balboa, en el madrileño barrio de Salamanca, se ha propagado hasta Málaga en forma de una concurrida y peligrosa marcha que recorrió la céntrica calle Larios de arriba abajo.

Entre los asistentes se dejaron ver algunos integrantes de Vox Málaga como su presidente provincial, José Enrique Lara, portaron banderas de España, muchas de ellas con la cruz de San Andrés y otros símbolos nazis. Se corearon consignas contra el Gobierno, centradas principalmente en atacar a Pedro Sánchez, al que llamaron «asesino», y el vicepresidente Pablo Iglesias.

Algunos de los asistentes llevaron mascarillas, aunque no se respetaron en ningún momento las distancias mínimas de seguridad.

La marcha concluyó sin incidentes y discurrió sin que las autoridades mediasen para sancionar o detener a ninguno de los manifestantes por incumplir la normativa sanitaria. Solo dos coches policiales, en la plaza de la Constitución y uno en la calle Bolsa, fueron los que controlaron la marcha.

Publicidad