El Observatorio Contra la Homofobia ha denunciado que ya son 23 las agresiones de este tipo en Catalunya en lo que va de año.

La Fiscalía ha denunciado por un delito de odio al hombre que profirió amenazas homófobas a un joven en un restaurante de comida rápida de Barcelona el pasado mes de junio durante la celebración del Orgullo LGTBI, un caso que se convirtió en viral por la difusión en redes del vídeo de la agresión.

Miguel Ángel Aguilar, fiscal jefe del servicio contra los delitos de odio de Barcelona, ha denunciado además del agresor al vigilante de seguridad, al que acusa de no intervenir para impedir el ataque.

El fiscal expone que la víctima, después de haber participado en los actos del pregón del Orgullo LGTBI en la plaza Universidad de Barcelona,  se dirigió a un McDonalds de la zona y mientras se encontraba «tranquilamente» pidiendo su consumición, el agresor, al que no conocía previamente, «comenzó a reprenderle de forma hostil y sin mediar discusión o enfrentamiento previo» debido a una «profunda animadversión a su orientación sexual».

El denunciado humilló al hombre con expresiones vejatorias como «tápate que das vergüenza ajena y hay niños» y «luego nos escandalizamos a las mujeres que son violadas y matadas por vestir provocativas y tú eres un ejemplo que te puede pasar», y le dio un empujón con el que provocó que la víctima se golpeara con la máquina dispensadora de bebidas, “todo ello en medio de gritos con continuos reproches a su vestimenta”.

Además amedrentaba a la víctima con frases como «mejor que lleves un guardaespaldas, porque ahora cuando salgas, te voy a dar tal hostia que la mariconería te se quita», «vamos fuera del local que voy a hacerte hetero a hostias, hoy es el día de las hostias» o «¿quieres ver cómo te las suelto?».

La agresión fue presenciada por un vigilante de seguridad del establecimiento quien no intervino para evitarla.  “Permaneció inactivo”, permitiendo “que se llevara a cabo la humillación pública de la víctima, sin intervenir activamente para frenar la conducta humillante”, y se limitó a avisar a los Mossos d’Esquadra para comunicar que “dos clientes se estaban amenazando entre ellos”, según la Fiscalía.

Por este motivo, el Ministerio Público dirige también su denuncia contra las compañías de seguros del establecimiento donde ocurrieron los hechos y de la empresa de seguridad que tenía contratado al vigilante para que paguen las eventuales indemnizaciones que puedan acordarse en sentencia.

El Observatorio Contra la Homofobia ha denunciado que ya son 23 las agresiones de este tipo en Catalunya en lo que va de año.

Publicidad

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.