Foto de Ecologistas en Acción

Varios grupos de activistas medioambientales han realizado una acción conjunta en todo el mundo para exigir medidas concretas al Gobierno para atajar la crisis climática. Se trata de una acción coordinada con más de una decena de ciudades en todo el mundo.

La rebelión ha comenzado

La rebelión ha comenzado.Extinction Rebellion Spain

Posted by Spanish Revolution on Monday, 7 October 2019

Desde distintos medios están cubriendo la Rebelion Climática 7O, como se ha llamado esta manifestación, aunque se utilizan expresiones como extrema izquierda o activistas radicales. No es cierto. Se trata de una manifestación pacífica y sin color político. «No estamos aquí por hobby pero nuestras vidas están en juego. Como ciudadanos de a pie, la participación masiva en actos de desobediencia civil es lo único que tenemos a nuestro alcance para cambiar las cosas, únete», piden desde Extintiction Rebellion.

«Estamos convencidos de que la desobediencia civil y la acción directa no violenta es un derecho de la ciudadanía como herramienta de lucha social y ambiental y que en ningún caso hemos de pedir disculpas ni excusas a las fuerzas del estado por realizar estas actuaciones», aseguran desde la formación por el clima.

Poco después de las ocho y media de la mañana en Madrid han cortado la circulación en el puente que cruza la Castellana a la altura de la calle de Raimundo Fernandez Villaverde. Los manifestantes tienen intenciones de permanecer en el lugar hasta obtener un compromiso de actuaciones concretas por parte del Ejecutivo.

Los activistas por el clima han cruzado grandes cadenas de un lado a otro del puente y se han instalado para impedir la circulación en ambos sentidos con banderas y cánticos como «No hay planeta B». La policía ha comenzado a desmontar el corte pasadas las nueve y media de la mañana, incluso arrastrando a los manifestantes por la calle, que formaron una cadena humana para intentar no ser desalojados. 

Fotografía de Pedro Armestre

En España la iniciativa ha reunido a la gran mayoría de las asociaciones ecologistas en una plataforma llamada 2020 Rebelión por el clima, de la que forman parte Juventud por el Clima, Greenpeace o Ecologistas en acción.

Defender nuestros bienes comunes entre todas y todos

Este levantamiento pacífico pretende empujar en nuestro país los cambios necesarios que reclama toda la sociedad, de manera intergeneracional, apartidista y diversa. 

Acciones como la de hoy 7 de octubre, convocadas a nivel global y secundadas por 2020 Rebelión por el Clima y Extinction Rebellion Spain, están planteadas con un claro carácter reivindicativo, festivo y fundamentalmente pacífico. Su pretensión es hacer uso de la calle como el espacio público por antonomasia donde ejercer la libertad de expresión y la lucha por la defensa del futuro del planeta. Mediante estos gestos se pretende lograr una llamada de atención al resto de la ciudadanía para que se sume y participe a la defensa democrática de los bienes comunes, como lo son los ecosistemas y el medio ambiente.

Extinction Rebellion Spain y 2020 Rebelión por el Clima consideran que el factor de cambio más potente es el movimiento civil con una amplia ola de movilización colectiva, pacífica y en defensa de un derecho a la vida que es de todas las personas. 

La alianza entre el movimiento y la plataforma defienden una movilización ciudadana que impulse el abandono de la actual senda suicida. 2020 Rebelión por el Clima y Extinction Rebellion Spain reclaman un profundo cambio de sistema basado en:

  1. Declaración de emergencia climática. Que se declare la emergencia climática pero de forma efectiva, con políticas acordes a lo marcado por la ciencia y recursos económicos suficientes para abordarlas.
  2. Verdad. Que se diga la verdad a la ciudadanía respecto a la crítica situación climática y ecológica que vive el planeta y la responsabilidad del crecimiento económico en la degradación ecológica actual.
  3. Actuación inmediata. Reducciones drásticas de emisiones en el menor tiempo posible, en línea con lo planteado por la comunidad científica.
  4. Democracia real. Puesta en marcha de instrumentos ciudadanos participativos de supervisión y garantía del cumplimiento de las medidas.
  5. Justicia climática. Que la justicia climática se ponga en el centro de toda acción, para evitar que los que menos han contribuido al problema y los sectores más vulnerables sean los que más sufran los efectos.

1 Comentario

  1. Estoy hasta los huevos de comparaciones con Estados Unidos.
    Porque me pedís mis datos!!!???
    Esto no cambia, gobierne quien gobierne.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.