Iglesias ha lamentado la falta de cortesía parlamentaria y del trato humano dispensado por la extrema derecha de Vox.

El vicepresidente segundo del Gobierno y ministro de Derechos Sociales y Agenda 2030, Pablo Iglesias, ha comparecido este jueves ante la Comisión de Derechos Sociales y Políticas Integrales de la Discapacidad, a petición propia y también de los partidos PP, Ciudadanos, ERC y Vox.

En esta comparecencia ha respondido las preguntas del partido de extrema derecha Vox, que ha sido especialmente agresivo, poco cortés e incluso maleducado, hecho que ha sido recriminado por Iglesias.

«Ya sabemos que en su programa, como en todos los programas de los partidos comunistas, nos prometen el paraíso en la tierra, pero ese cielo que nos prometen siempre se ha convertido en un infierno», señalan desde Vox.

«Me gustaría saber si nos van a prohibir comer huevos de gallinas violadas o leche de vacas explotadas», añadieron.

«Ya que nos cuenta que viene a defender los derechos de la infancia, le pedimos que defienda también a los niños en el seno de sus madres, ya que la Lay hace justamente lo contrario», indicaron a Pablo Iglesias, que continuaron con unas palabras fuera de tono: «supongo que su reciente paternidad le habrá demostrado que lo que su señora esposa tenía en el vientre no era un grano».

Pablo Iglesias contestó a la intervención del partido de ultraderecha de forma educada y sosegada:

«Tengo la sensación de que usted no piensa todo lo que dicho aquí, porque ha dicho que no solo no forma parte de lo que debería ser una mínima cortesía parlamentaria, sino de un trato humano más sensato entre nosotros y, por lo tanto, ahí no voy a entrar», señaló Iglesias,

«Ha dicho usted algo que me ha llamado la atención, ha dicho que son constitucionalistas». «Lea la Constitución. El artículo 128 señala que toda la riqueza del país estará subordinada al interés general, me cuesta pensar que ustedes estén de acuerdo con esto», resaltó.

«La Constitución dice que el sistema fiscal tiene que ser progresivo. Me cuesta pensar que ustedes estén de acuerdo con esto. Dice que las pensiones se tienen que actualizar regularmente, dice que los salarios tienen que servirnos, habla de la vivienda como un derecho… Y fíjese, de la tradición política de la que proceden ustedes, como buena parte de la tradición política de la que procede el Partido Popular, no hicieron nada para que esta Constitución existiera», remachó el vicepresidente.

Iglesias acabó su intervención con un consejo: «Tienen muy poco que ver con esa Constitución de la que presumen. A lo mejor, enterándose de esto, no se siente usted tan constitucionalista».

Publicidad