El Secretario General de Podemos, Pablo Iglesias, ha realizado en su programa Otra Vuelta de Tuerka una entrevista a David Jiménez, el exdirector de El Mundo, a quien despidieron por no pasar por el aro de la pleitesía a los poderosos.

A lo largo del vídeo, Jimenéz desgrana las miserias de nuestros medios de comunicación y su sumisión a los bancos y empresas. 

El usuario de Menéame Livingstone85 ha analizado los momentos mas destacados del vídeo:

Minuto 7:10. Cuenta su estupor durante la reunión que, siendo director del periódico, mantiene con el ministro del interior Fernández Díaz, quien le comunica que El Mundo debe ser una herramienta de propaganda del PP durante la campaña electoral. David le responde con un discurso romántico sobre la independencia del periodismo y la cara de Fernández Días viene a decir que «este tío es gilipollas y le quedan dos telediarios».

Minuto 8:39. Habla sobre «los acuerdos» y los define como pactos no escritos por los que las empresas del Ibex «riegan de millones» a los medios a cambio de que éstos protejan su imagen y no den ninguna información inconveniente sobre ellas, «autocensurando» cualquier noticia negativa.

Minuto 11:20. Define a «los intocables», que son quienes manejan el dinero con que se riega a los medios. Destaca la casualidad de que la relación del ex director del BBVA con Villarejo haya salido justo cuando ha abandonado la dirección del banco.

Minuto 12:08. Pone un ejemplo de «empresas intocables». Hay un derrumbe en una fábrica de Bangladesh y mueren más de 1000 personas. Él descubre que El Corte Inglés produce en esa fábrica y lo manda al periódico. Recibe un correo de la redactora jefe que le dice «te vas a cabrear, pero hemos eliminado todas las menciones a El Corte Inglés». Resalta que muchas veces «los intocables» no tenían ni que dar toques a la prensa, pues los directores de los medios tienen interiorizado que lo son. Destaca el caso de Botín, cuya imagen nadie se atreve a tocar incluso después de muerto.

Minuto 15:14. Un ex consejero del Banco Popular le confiesa que llevan décadas dando créditos a tipos de interés ridículos (0 o 0.5) a los periodistas que cubren economía y banca, garantizándose así que les vendan ante la opinión pública como un banco indestructible aunque estén al borde de la quiebra. Confiesa que en las redacciones nadie se ha leído el código deontológico del periodismo.

Minuto 17:20. Habla del circo de las tertulias y de cómo Moncloa da a determinados periodistas listados sobre los temas que quieren que se traten. Define las tertulias como la salvación de muchos periodistas sin mejor empleo, y resalta que el grueso de ellos están allí tras ser designados por los partidos. Los mismos políticos que los ponen, los quitan si no les satisfacen (menciona a Soraya). Recuerda que a él le metieron en una tertulia como «cuota libre», que corresponde a un exiguo número de puestos en las tertulias que se dan a periodistas no propuestos por ningún partido.

Minuto 20:50. Indica que el problema para la seriedad de la prensa no está en que Villarejo sea fuente, sino en que se publiquen sus documentos sin contrastarlos. Resalta que el New York Times jamás publica un documento sin contrastarlo previamente y corroborar su autenticidad. Dice que en España no hay periodismo de investigación sino de filtración, y que aquellos periodistas que quieren investigar en lugar de filtrar dejan de recibir filtraciones.

Minuto 23:40. Le preguntan sobre los digitales tipo «El Confidencial», a los que llama «prensa de trabuco». David dice que esos pequeños medios viven del chantaje, comunicando a las empresas que van a empezar a publicar cosas negativas de ellas si no les pagan (por ejemplo) 80000 euros en un plazo corto. Como esas cantidades son calderilla para las grandes empresas, siempre acaban pagando.

Minuto 29:50. Cuando se ordenó cesarle como director de El Mundo, le ofrecieron irse de corresponsal a Nueva York con todo pagado. No aceptó, fue a juicio y le echaron las cruces, siendo excluido masivamente de otros medios como Onda Cero, Antena 3…hasta el punto de que una vez le invitaron a dar una conferencia en una universidad y la institución recibió una llamada desde El Mundo para que se la cancelaran.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.