El actor Richard Gere ha tenido un gesto que deja en evidencia la pasividad de los gobiernos europeos. Ha llevado este viernes víveres al barco español de rescate Open Arms, que se encuentra desde hace ocho días en mitad del Mediterráneo con 121 personas a bordo (30 menores incluidos) a la espera de poder desembarcar en un puerto seguro. 

En una embarcación de recreo adornada con una pancarta en la que se lee ‘No estáis solos’, el actor norteamericano ha subido al Open Arms acompañado del fundador de la ONG, Óscar Camps, y ha repartido comida y agua a la tripulación y a los migrantes. 

«Las personas que vemos en este barco están aquí por el trabajo que Open Arms desarrolla y la cosa más importante para esta gente que se encuentra aquí es llegar a puerto, bajar de los barcos, tocar tierra y empezar una nueva vida», ha afirmado el artista, que ha pedido el apoyo para que Open Arms siga ayudando a estos «hermanos y hermanas» que escapan de África para buscar un futuro en Europa.

La tripulación del Open Arms ha avisado de que cuanto más pasa el tiempo más complicado se hace explicarles a los migrantes «por qué no pueden desembarcar» y apeló a los convenios y acuerdos internacionales y la Carta de los Derechos Humanos.

«Qué vergüenza Europa, no ser capaz de dar un puerto para estas personas», ha afeado la ONG en una publicación de Twitter.


Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.