Foto de Ecoteuve

¿Cuál es la necesidad de dar voz a la extrema derecha para que se reafirme en sus mentiras en una cadena que pagamos todos los españoles y españolas?

Santiago Abascal ha vuelto a utilizar datos falsos sobre violencia machista, esta vez durante una entrevista en el Telediario de RTVE. El líder de Vox ha sostenido que el «69% de las agresiones cometidas en manada son de extranjeros», una afirmación que ha repetido en más de una ocasión, aunque sabe que es falsa.

El dato está incluido en el informe ‘Agresores sexuales con víctima desconocida’, del Instituto de Ciencia Forense y Seguridad del CSIF y la Universidad Autónoma de Madrid (y editado por el Ministerio del Interior). Este informe analiza una muestra de denuncias y atestados policiales de abusos y agresiones sexuales en las que víctima y agresor no se conocían y evalúa las cometidas en grupo.

El  texto concluye que las agresiones cometidas por más de un hombre suponen un 4% del total entre personas que no se conocen. De ellas, el 31% lo fueron por españoles y el 69% por extranjeros, que es la cifra que interesa extrapolar al partido de extrema derecha. Sin embargo, el análisis deja fuera las perpetradas en grupo cuando la víctima y el agresor sí se conocían, que son, precisamente, las más comunes: el 80%.

Por lo tanto, la mentira repetida constantemente por Abascal porque extrae el dato sesgado sin tener en cuenta el total de agresiones sexuales en grupo que se dan en España. Si nos centramos en los datos oficiales publicados por el Ministerio del Interior sobre el total de agresiones sexuales, la gran mayoría de los detenidos e investigados en 2017 fueron españoles: el 70,1% en 2017. Pero claro, es una cifra mucho menos llamativa para los intereses del partido ultra.

Franganillo ha cuestionado a Abascal por su negativa a reconocer la violencia de género: «Hay que tomar medidas respecto a la violencia, sin apellidos». «Veo un problema ideológico. Hay más víctimas mujeres, eso es evidente, pero hay que combatir la violencia en general».

Mentiras y vídeos

En otra pregunta, el presentador le ha mostrado un vídeo falso distribuido por las redes sociales de la formación de extrema derecha para «denunciar el acercamiento de la sexualidad a los menores», en palabras de Abascal. En el vídeo se ve a una niña tocando la mano de un hombre que está tumbado desnudo en el suelo. Las imágenes corresponden a la ‘perfomance’ La Bête del artista brasileño Wagner Schwartz. Fue grabado el 26 de septiembre de 2017 en el 35º Panorama de Arte Brasileño en el Museo de Arte Moderno (MAM) de São Paulo (Brasil) y, lógicamente, no estaba dirigido a menores.

Abascal se ha limitado a justiciar la difusión de este vídeo porque «este tipo de cosas acabarán siendo vistas en España».

Desde este medio queremos preguntar a TVE cuál es la necesidad de dar voz a la extrema derecha en horario de máxima audiencia y en una cadena que pagamos todos los españoles. Esta entrevista solo sirve para que Abascal reafirme sus mentiras en torno al «Pin parental» y su intolerancia, ya que no se le ataca por ello. Es necesario un cordón sanitario y que las mentiras de la ultraderecha sean metidas en un cajón para que sus posibles votantes no sean engañados.

Publicidad