Avisaba el mes pasado que Alemania puede puede acabar igual que España si se relajan las medidas

Christian Drosten, el homólogo de Fernando Simón en Alemania y considerado el virólogo más reputado del país, ha querido señalar inequívocamente el gran error de España en la crisis sanitaria: no ha habido diagnósticos suficientes.

Uno de los más importantes pasos para detener los contagios es usar las mascarillas con certificación, el comienzo de la pandemia fue caótico y no había suministro suficiente, por lo que se puso en peligro a los ciudadanos al usar mascarillas sin certificación. También las medidas de confinamiento fueron necesarias para detener el avance. Pero el virólogo señaló que la detección de los casos es una de las estrategias clave necesarias para luchar contra la pandemia del coronavirus en todo el mundo y se ha fijado en que en España no se han hecho tantas pruebas diagnósticas como en Alemania y cuando se ha querido reaccionar ya era tarde.

En el podcast en el que participa de manera habitual, el experto lamentaba el mes pasado que en España ya se están viendo Unidades de Cuidados Intensivos “completamente llenas” en las zonas más afectadas, que son áreas geográficas realmente grandes. Afirmaba entonces que Alemania podía acabar igual que España si se relajaban las medidas, situación que sucedía finalmente.

Señalaba también el experto que la mayor parte de los contagios se están achacando a las reuniones familiares. La estructura familiar en España es diferente a la de España porque tiene más hogares unipersonales, lo que provoca un mayor distanciamiento entre jóvenes y mayores. “Eso sin duda provocará que la epidemia crezca más rápido allí”, ha garantizado.

El experto recomienda llevar un registro de sus contactos y que lo vayan rellenando todas las noches. Su consejo es responder a dos sencillas preguntas:  ¿dónde he estado hoy? y ¿dónde no me sentido muy cómodo?

El científico está convencido de que si los ciudadanos apuntamos los momentos en los que ha estado con demasiadas personas, en lugares cerrados, sin guardar la distancia de seguridad, aunque la mayoría llevase mascarillas, será mucho más fácil seguir el rastro de los contagios. 

Publicidad