Fotografía de Dani Gago

Te consideras de izquierdas. Te han decepcionado, te has vuelto a ilusionar, te han vuelto a decepcionar y estás acostumbrado a perder. Desconfías de todos los políticos y en su momento te convenció el “no nos representan”.  

Ahora ningún partido está a la altura de tus expectativas y le das un trago amargo a tu cerveza cuando escuchas en el bar que la culpa es de esa izquierda que no vota y luego se queja. Eres consciente de que votar cada 4 años no es suficiente y tus neuronas explotan cuando escuchas a un obrero afirmar que votará a Vox. Si eres ese tipo de persona acostumbrada a nadar en el lodazal de la derrota de la izquierda este artículo te interpela y te interesa.

Desde el patinazo de la izquierda en Andalucía y la presentación en sociedad de Vox hay una sensación generalizada de que estas son las típicas elecciones en las que si el domingo no vas, el lunes te arrepientes. Votar es importante sí, pero que tu voto tenga utilidad lo es más.

Una cosa está clara, confiar en el PSOE es como volver con esa ex pareja que te ha engañado en repetidas ocasiones confiando en que ha cambiado. O dicho de otro modo, es como apostar por Fernando Alonso: puedes llegar a pensar que es un buen piloto pero siempre acaba culpando a su vehículo cuando no se cumplen las expectativas. No olvidemos que fue la abstención del PSOE la que hizo a M. Rajoy presidente.

Siempre está la opción “revolucionaria” del voto nulo a través de una rodaja de chorizo como papeleta. Una acción gamberra que solo sirve para jactarte con los colegas en el bar y para que el presidente de la mesa electoral tenga algo que merendar. Es una opción respetable pero que no daña al sistema ni de cerca y es menos eficiente que una valeriana en las manos de Albert Rivera.

¿Qué decir de PACMA? Más allá de un nombre con gancho, quien se preocupa más por el bienestar animal que por el bienestar humano tiene un problema de prioridades. PACMA no tiene una postura sobre las pensiones, el aborto, la política fiscal, la inmigración, etc. Por no mencionar la estructura piramidal del partido. Si tu voto es para PACMA, tan legítimo como cualquier otro, conseguirás que crezca la derecha y verás toros en TVE en todas las noches.

¿Qué nos queda? ¿Hay motivos para votar a Podemos? Es verdad que no han sido pocos los errores de Podemos y que los medios los han retransmitido en vivo y en directo. Quizás ese chalet tiene demasiados metros para un líder de la clase obrera según algunos y quizás se les haya visto demasiado verdes en feminismo con el VUELVE. Las disputas internas tampoco han ayudado.

Sin embargo, a Podemos hay que reconocerle que es el único partido con un programa social coherente y que ha demostrado que está dispuesto a defenderlo aunque les cueste votos. Han sido valientes frente a las presiones de quienes manejan este país a su antojo y han plantado cara a quienes fueron capaces de crear una policía paralela corrupta para hundirlos, sin olvidarse de lo que realmente importa. No olvidemos que al PSOE le bastó con una llamada para reformar la Constitución y priorizar las necesidades de la banca frente a las de las personas.

Con este panorama, y en un momento en el que la extrema derecha está a las puertas del Gobierno, puede que Unidas Podemos no satisfaga tus elevadas expectativas políticas de izquierdas, pero parece la mejor opción para frenar a las tres derechas que a todas luces sería una catástrofe.

Tu voto el 28A no debe ser un voto a tus ideales, debe ser una acción de pragmatismo. El voto útil es el voto a Unidas Podemos. Siempre podemos seguir defendiendo nuestros principios a partir del 29 de abril.

Alejandra Yusta.
Tú eres nuestro mejor medio de difusión. Difunde la palabra.



Ayúdanos a seguir ofreciendo Spanish Revolution
Transparencia económica - Sin tu ayuda, Spanish Revolution desaparecerá