El portavoz de Vox, Jorge Buxadé, aseguraba este lunes en rueda de prensa que «Vox no está en contra» de ese ingreso mínimo vital.

El Gobierno tiene previsto aprobar en un Consejo de Ministros extraordinario el próximo viernes el Ingreso Mínimo Vital, una ayuda para combatir la pobreza que oscilará entre los 461 y algo menos de 1.100 euros (inicialmente se habló de 462 y 1.015 por unidad familiar).

Era lo esperado, sin embargo llama la atención que a última hora se quiera subir al carro de la ayuda a los más necesitados la ultraderecha, pese a haber estado criticando la medida durante semanas.

Hace unos días Santiago Abascal aseguraba que Podemos nos quería llevar al «paraíso comunista» con el ingreso mínimo vital y criticaba al Papa Francisco por defenderla. «Yo respeto su opinión pero a Dios lo que es de Dios y al césar lo que es del césar», señaló

Vox reconoce ahora que la renta mínima vital es algo «necesario» para ayudar a «millones de españoles que se encuentran sin empleo, débiles y necesitados». El portavoz de Vox, Jorge Buxadé, aseguraba este lunes en rueda de prensa que «Vox no está en contra» de ese ingreso mínimo vital, pero ha recalcado que esta medida debería haber sido la última en adoptarse si hace dos meses se hubiera seguido su propuesta contenida en «Protejamos España.

«No podemos dejar a ni un solo español solo», recalca ahora el portavoz de Vox, que ha culpado de esta situación extrema en la que se encuentra miles de familias exclusivamente a la «negligencia culpable» del PSOE y Podemos.

Publicidad