La mayoría de los diputados han entendido la necesidad de proteger al trabajador y derogar este artículo

La mayoría de los partidos políticos del Congreso ha apoyado derogar el artículo 52 d. del Estatuto de los Trabajadores que permitía el despido por acumular bajas médicas en un determinado periodo de tiempo. Solo un partido, la extrema derecha de Vox, ha votado en contra de la derogación del despido objetivo por este motivo este miércoles en el Congreso de los Diputados, aunque finalmente ha podido aprobarse.

El artículo 52.d avalaba el despido objetivo «por faltas de asistencia al trabajo aun justificadas pero intermitentes, que alcancen el 20 % de las jornadas hábiles en dos meses consecutivos, siempre que el total de faltas de asistencia en los doce meses anteriores alcance el 5 % de las jornadas hábiles, o el 25 % en cuatro meses discontinuos dentro de un periodo de doce meses». La mayoría de los diputados han entendido la necesidad de proteger al trabajador y derogar este artículo, cuya trasposición europea había que acometer cuanto antes ante la amenaza de sanción.

La ministra de Trabajo y Economía Social, Yolanda Díaz, había defendido en el Pleno del Congreso del miércoles que «hoy, más que nunca», cobra sentido la eliminación de este artículo, cuyo uso ha sido «fraudulento» y que debe proteger la salud del trabajador. El decreto ha sido convalidado por la mayoría de la Cámara, que se tramitará como proyecto de ley. Había dudas sobre el sentido del voto del único diputado de Foro Asturias, Martínez Oblanca, que finalmente no se ha sumado a los 52 ‘noes’ de Vox. 

Diego Movellán, diputado del Partido Popular, ha adelantado en su intervención que su grupo no se iba a «oponer a la derogación del decreto». Los diputados del resto de grupos parlamentarios habían anunciado su respaldo a la derogación, aunque en el caso de PNV y Ciudadanos han advertido que pedirían que se tramitase como proyecto de ley para poder debatir el texto y tratar de incluir aportaciones.

Vox considera que el llamado «despido por bajas médicas» contribuye a controlar el «fraude» y los «abusos» en el absentismo de los trabajadores, con un gran «coste para las pequeñas y medianas empresas». Reyes Romero, diputada de Vox, ha preguntado además a la ministra Yolanda Díaz si se van a aprobar medidas «para medir el daño que el absentismo produce a las empresas».

En líneas generales, la diputada de Vox ha atacado al Gobierno de Pedro Sánchez por «hacer propaganda» con esta derogación, que en su opinión alimenta «la mentira de la derogación de la reforma laboral».

Publicidad